Justificación

Grupo de trabajo de expertos en Derechos Humanos.

En junio de 2011 entró en vigor una de las reformas constitucionales más importantes de la historia reciente el país y que ha representado un cambio de paradigma en el sistema jurídico mexicano. Al situar a los derechos humanos y los tratados internacionales en el artículo 1° de la Constitución, estos se han convertido en parámetros de validez de todo el ordenamiento jurídico.

 

Lamentablemente y a pesar de haber transcurrido más de cinco años de la reforma, no se ha logrado revertir el número de violaciones de los derechos humanos en México: existe una amplia brecha entre la avanzada normativa y la situación real que viven millones de mexicanos en materia de derechos humanos.

 

En este sentido, las y los operadores jurídicos, y por tanto las escuelas de Derecho, son un actor clave para disminuir la brecha entre la dimensión formal y material de los derechos humanos en México. Las universidades juegan un papel fundamental en la implementación efectiva de las políticas educativas en materia de derechos humanos por la simple y sencilla razón de que son ellas las encargadas de formar a los futuros operadores jurídicos, es decir, a los futuros fiscales, jueces, abogados litigantes y defensores de los derechos humanos.

 

La reforma constitucional de derechos humanos debe producir una profunda transformación en la forma de enseñar los derechos humanos, particularmente en las escuelas de Derecho. Algunos de los principales aspectos que introduce la reforma son: (i) la incorporación a nivel constitucional de estándares internacionales de derechos humanos; (ii) el reconocimiento del principio pro persona como una regla de interpretación en la que debe prevalecer la más favorable al individuo (iii) la obligación de las autoridades mexicanas de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de acuerdo a los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad; y (iv) la obligación de los Estados de prevenir, investigar, castigar y reparar las violaciones a los derechos humanos.

 

Además, la importancia de la educación en materia de derechos humanos es reconocida por el artículo 3° de la Constitución mexicana.  La educación es la vía fundamental para posibilitar el cambio social. En un país que atraviesa una de las peores crisis de derechos humanos en su historia, una adecuada formación en derechos humanos es un elemento fundamental para incidir positivamente en el respeto de los mismos. Se trata de atacar el problema desde la misma raíz.

 

A pesar de la importancia que tiene la reforma constitucional, la enseñanza de los derechos humanos en las escuelas de Derecho no ha sido una prioridad. Por ejemplo, de una revisión realizada por el CEEAD a 35 programas de la licenciatura en Derecho (LED), incluidos los de las universidades públicas más importantes de las 32 entidades federativas, se advierte que el promedio de materias obligatorias relacionadas con derechos humanos en los planes de estudio analizados es apenas superior a 1. Solamente en 10 de los 35 programas de LED analizados se incluyen más de 1 materia relacionada con derechos humanos y sólo en 2 casos alguna de esas materias tiene que ver con aspectos procesales y/o prácticos sobre la protección de los derechos humanos.

 

Además, únicamente en 5 universidades de las analizadas existe un curso que se denomine “derechos humanos”. Un número importante de los programas sigue manejando una terminología propia de la anterior denominación del capítulo primero de la Constitución (“De las garantías individuales”):  garantías individuales (7 casos), garantías individuales y sociales (4 casos) y garantías constitucionales (4 casos).

 

Para convertir la reforma en una realidad, las y los operadores jurídicos necesitan adquirir el conocimiento y habilidades necesarios. El problema es que hoy la gran mayoría de las escuelas de Derecho no cuentan con el contenido y materiales adecuados, además de una falta de capacitación de las y los docentes para formar a las y los futuros abogados.

 

La formación de las y los futuros abogados no es sólo una cuestión académica, sino que tiene una incidencia directa en el funcionamiento del sistema jurídico mexicano. Las universidades están formando a los futuros líderes que ocuparan cargos en las instituciones públicas. Por ello, el fortalecimiento de las escuelas de Derecho tiene como consecuencia el fortalecimiento mismo del Estado de Derecho.

 

Segunda reunión de expertos en Derechos Humanos.

Objetivo

El objetivo del programa es transformar la enseñanza de los derechos humanos en México, para que las y los abogados y demás actores relevantes cuenten con los conocimientos, las habilidades, la sensibilidad y el compromiso necesarios para una adecuada promoción y protección de los derechos humanos.

Logros

Octubre 2015 – Nace el proyecto Fortaleciendo las capacidades de las universidades mexicanas, para ofrecer a los futuros abogados una enseñanza integral, transversal y pertinente en derechos humanos y se conformó un Grupo de Trabajo interinstitucional y geográficamente representativo integrado por expertos en la materia de diversas universidades públicas y privadas, instituciones públicas y organizaciones de la sociedad civil.

 

Durante el 2016 – Se llevaron a cabo cuatro reuniones presenciales con los representantes de las instituciones que conforman el Grupo de Trabajo en las que se realizaron las siguientes actividades:

 

    - Se revisaron los planes de estudio de las LED de las escuelas participantes.

    - Se discutió acerca de los nuevos cursos de derechos humanos que un plan de estudios de la LED debía incluir.

    - Se identificaron aquellos cursos de la LED en los que los derechos humanos tienen una incidencia directa.

    - Se elaboraron dos nuevos programas de los cursos de derechos humanos que debe incluir el plan de estudios.

    - Se comenzó a discutir y desarrollar el contenido para la elaboración de un manual para la enseñanza del curso

     de derechos humanos.

    - Se sugirió la inclusión de una clínica jurídica de derechos humanos en el plan de estudios.

    - Se discutió la estrategia de capacitación a seguir para la segunda etapa del proyecto-2016

    - Se participó en diversos congresos y seminarios con la presentación de ponencias relacionadas con la enseñanza

        de los Derechos Humanos.

 

CEEAD - Transformando la enseñanza del Derecho en México

Centro de Estudios sobre la Enseñanza y el Aprendizaje del Derecho, A.C.

Porfirio Díaz 727 Sur, Colonia Centro

Monterrey, Nuevo León, 64000 México

 

Tel. +52 (81) 17661197 y 98

Correo electrónico: informacion@ceead.org.mx

 

Todos los derechos reservados 2014

Aviso de privacidad